viernes, noviembre 25, 2016

UNA MUERTE QUE INVITA A UNA PROFUNDA REFLEXION EN EL PP

La senadora y ex alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha muerto tras sufrir un infarto. En privado se mantiene que el infarto que ha provocado su muerte es fruto de la presión a la que ha estado sometida durante los últimos meses. Distintos dirigentes del PP han apuntado  a una necesaria reflexión a los medios de comunicación y a los partidos políticos, incluido el PP, sobre la presunción de inocencia y la necesidad de valorar toda la trayectoria de un político. La caja de Pandora en el PP la abrio, José María Aznar, con un comunicado sobre la muerte de Rita Barberá en el que lamenta que su fallecimiento se haya producido "habiendo sido excluida del partido al que dedicó su vida". Y añadiendo "Lamento que haya muerto antes de ver archivada la causa abierta contra ella y, con ello, restablecido el buen nombre que para mí siempre tuvo".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Doña Rita Barberá fue una gran alcaldesa de Valencia, pero hace muchos años que tenía que haberse retirado, para evitar males mayores. En su debe está que fue una de los principales organizadores del congreso búlgaro de Valencia, en 2008, donde Mariano tiró por la borda cualquier principio que no fuera la poltrona. Sus compañeros de partido, otrora pelotas suyos, la dejaron tirada facilitando el linchamiento de la izquierda y gran parte de los medios de comunicación, en muchos casos protegidos por el Partido Popular.

Nada nuevo. Los trepas, corruptos y jetas sin más principio que su beneficio, y que pueblan ahora los puestos del Partido Popular, están dispuestos a vender a su padre con tal de seguir en el puesto un rato más. Muchos de ellos seguro que están más tranquilos ahora con este desenlace.

Descanse en Paz dona Rita Barberá. Qué Dios la premie por sus buenas obras, que sin duda fueron muchas.

Anónimo dijo...

Es lamentable pero cierto, que este partido repleto de "profesionales", se ha dedicado en los últimos años a despreciar a la gente que tanto ha trabajado para que ellos puedan disfrutar de su acomodado puesto.
Cuando se acabe la era Feijoo (no tardará mucho), vendrán las lamentaciones. las puñaladas y las revanchas que destrozarán lo conseguido por gente trabajadora que ya no cuenta para este ¿partido?

Anónimo dijo...

Cuando falte Romay Becaria, dios lo quiera que sea mas tarde que cerca, empezara a desmenbrarse este pp lleno de chupasillas y abrazachaquetas