miércoles, abril 13, 2016

UN CIERTO OLOR A PODRIDO

Este fin de semana "Podemos" celebró en Galicia unas elecciones para elegir el cargo de secretario general, tras la caída en desgracia de Breogán Rioboó ante el kommitern nacional. Como los votos se emitían vía telemática, llaman poderosamente la atención dos hechos:
1) el escaso número de participantes: únicamente un 15,6 del censo inscrito, pese a la constante presencia tanto en la red como físicamente por toda Galicia de los tres candidatos en liza;
y 2) la tardanza en hacerse público el resultado: algo que, informáticamente, se tendría que conocer desde el minuto uno, ¿por qué una demora de día y medio? A la vista del fraude con el voto electrónico en el país asesorado por los dirigentes de "Podemos", Venezuela, ello hace que los mal pensados opinen que algo huele a podrido en estas elecciones regionales.
Ya empezaron con mal pie cuando la superioridad optó por cerrar el censo de electores cuatro días antes de la fecha del inicio por, según parece, el considerable número de altas de última hora. En Facebook todavía se pueden leer hoy mensajes pidiendo el voto para la candidatura ganadora de esta calaña: "Mi colega y bien querido amigo X me hizo una oferta que no puedo resistir: me va a ayudar con la producción de mi nueva película que grabo este verano. Yo, a cambio de su generosidad, os pido el voto para su candidatura"; un interlocutor, responde a esa petición "yo no estoy en Podemos, chaval", a lo que se le responde "Pero pueden votar simpatizantes, creo". La contestación es "No lo soy". Y la respuesta final es: "Y yo tampoco, pero si acaso simpatizamos durante cinco minutos, votamos y desimpatizamos antes de que mis amigos venezolanos me bloqueen".
Curiosos métodos, los podemitas, para recabar votos en sus propias elecciones internas. Muchos interventores o apoderados del Partido Popular durante los últimos comicios generales pueden dar fe también de las múltiples triquiñuelas que se sacaban de la manga los lacayos de Pablo Iglesias para invalidar todo aquello que no les conviniese, aunque fuesen hechos manifiestamente injustos.
Con estas formas de actuación, ¿alguien se imagina que estos leninistas del siglo XXI controlasen el Ministerio del Interior o la Vicepresidencia del Gobierno?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

En el consejo electo, hay un sexagenario que, hasta antes de ayer, era del PSOE, y recibió millonarias contrataciones de los gobiernos del PP.

Anónimo dijo...

¿Se puede saber el nombre del sexagenario?

Anónimo dijo...

De acordo coa listaxe que publica hoxe La voz non pode ser outro máis que o Pancho Casal da caravana electoral do Tourito, coido eu.....