viernes, enero 15, 2016

PROBLEMAS MAS ALLA DE UN CONGRESO LOCAL

El secretario general del Partido Popular en la provincia de Lugo, Jose Manuel Balseiro, descartó la celebración de un congreso local en Sarria en estos momentos, cuando existe una división interna con dos aspirantes, el presidente José Antonio García y el concejal Manuel Sangil.
En un comunicado, se señala que el PP a nivel local mantiene su total operatividad en la figura de su presidente asistido por el conjunto de la ejecutiva, órganos de dirección local que mantienen su plena vigencia y que trabajan con total normalidad.
Desde la dirección provincial indican que la convocatoria de los congresos está definida en los estatutos del partido y que la celebración de los mismos viene marcada por la hoja de ruta que ya se adelantó desde Génova esta misma semana. En palabras de Mariano Rajoy, primero tendrá lugar el congreso nacional, después se celebrarán las citas autonómicas, seguidas de las provinciales y, finalmente, las locales.
Por todo ello, no existe razón para la celebración de un congreso local de carácter extraordinario en Sarria y que el objetivo principal del PP en el municipio debe ser trabajar para dar estabilidad al gobierno municipal, algo que los actuales mandatarios del Concello y la alcaldesa socialista,  no garantizan porque son un gobierno débil. La alcaldesa de Sarria asegura que lo que la está librando de la moción de censura es la división del PP. El PSOE gobierna en minoría con cuatro concejales, con el respaldo de dos concejales del BNG y una edil no adscrita que arrancaba la legislatura en las filas de Compromiso por Galicia, grupo que abandonó el gobierno local y que ahora cuenta con dos actas. El PP con siete concejales y uno independiente conforman la corporación de 17.

No hay comentarios: