viernes, octubre 09, 2015

TRIUNFO LA MOCIÓN INFAME Y VERGONZOSA EN LA DIPUTACION DE LUGO

Xosé Manuel Barreiro, dijo,  tras la celebración del Pleno en el que se aprobó la moción censura por la que PSOE y BNG recuperan la presidencia de la Diputación de Lugo, que se trata de una moción “infame y vergonzosa con la que se pretende lavar la cara desde el punto de vista político a José Ramón Gómez Besteiro”.
En declaraciones a los medios, Barreiro subrayó que el propio Besteiro coincide en que la moción es vergonzosa, “sintió vergüenza y por eso no quiso presenciar este esperpento, o quizás esta ha sido una de las condiciones que ha puesto Manuel Martínez para respaldar la censura”, matizó.  Recordando que no se ha explicado a los lucenses qué ha sucedido para que el BNG y Martínez cambiaran de opinión.
“Como nadie ha explicado nada entendemos que hubo un acuerdo entre dos fuerzas políticas, PSdeG y BNG, para repartirse la Diputación y utilizarla como instrumento en su propio beneficio, como ya han hecho en los ocho años anteriores de gobierno bipartito”. Asimismo,  Barreiro recordó que fue el PP el que ganó las elecciones del pasado mes de mayo e insistió en que durante los tres meses de Gobierno de Elena Candia “lo único que se ha hecho es trabajar en beneficio de todos los lucenses”.
En relación al reparto de fondos a ayuntamientos gobernados por el PP, el presidente de los populares en Lugo, afirmó que las cifras constatan que es totalmente objetivo “ya que se hizo para equilibrar el reparto territorial que el gobierno de Besteiro había dejado descompensado”. Como ejemplo citó que en los primeros meses de este año el bipartito repartió casi 3 millones y medio de euros a ayuntamientos del PSOE y recordó que había ayuntamientos del PP que en ocho años “habían aportado a la Diputación más de lo que habían recibido”. En este sentido, José Manuel Barreiro, matizó que “lo único que ha hecho el PP es respetar la Ley que obliga a cumplir con todos los ayuntamientos independientemente del color político”.
Para finalizar, el portavoz del GPP en el Senado pidió al nuevo presidente de la Diputación, Darío Campos, “que no utilice la institución con fines partidistas y que permita que esté al servicio de todos los ayuntamientos, y por tanto, de todos los vecinos de la provincia de Lugo”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Viva Boimorto!