miércoles, octubre 07, 2015

SORAYA COMO UNA MOTO EN EL HORMIGUERO

Soraya Sáenz de Santamaría, acudió ayer martes a El Hormiguero, donde se enfrentó a las preguntas de Pablo Motos y dio prueba de buen humor. El mejor momento para muchos fue al acabar el programa, cuandola vicepresidenta se atrevió a bailar junto a Pablo Motos y el resto de los miembros del programa, siguiendo la coreografía con que habitualmente arranca el programa, incluído el tradicional beso en la calva al coreógrafo. La presencia de la vicepresidenta disparó la audiencia de El hormiguero hasta los 3.125.000 espectadores y un 16,5% de cuota de pantalla y las redes sociales echaron humo.
Buena parte de la entrevista versó sobre los casos de corrupción en el PP. La vicepresidenta aseguró que cuando se descubre un caso de corrupción "de alguien que conoces y que ha compartido una responsabilidad como la que tú tienes ahora te lo esperas menos"."Los corruptos tienen poca ideología y poca vergüenza", decía Soraya Sáenz, que sobre el sentir de los ciudadanos decía que "nos meten a todos en el mismo saco y yo entiendo esa desconfianza".
Pero también confesó que en su cargo se siente responsabilidad, pero también adrenalina y ansiedad aunque a ella, por tener por encima al presidente siempre tiene "el comodín de la llamada si la cosa se tuerce".
Sobre las críticas, Santamaría aseguró que "te duelen, si es en lo político, estás más hecho, pero en el eterreno personal y familiar duele un poco más, esa barrera se ha traspasado".
En el Congreso, "ligar se liga, pero yo no lo he visto". y que si tuviera que cantar en un karaoke elegiría la canción Como una ola, de Rocío Jurado.

No hay comentarios: