martes, octubre 27, 2015

EL RECURSO ANTICLERICAL

El partido socialista, una vez más, vuelve en vísperas de una cita electoral a recurrir al discurso anticlerical con el fin de movilizar y conseguir el apoyo del ala más radical de su partido y paliar la pérdida de votantes. Pedro Sánchez anuncia que de gobernar, empezará una cruzada contra la iglesia católica, empezando por la asignatura de religión en la educación, hoy optativa y evaluable en el cómputo global y que respeta la libertad de elección de padres y alumnos, continuando por revisar o incluso anular los acuerdos con la Santa Sede, que tienen la consideración de ley orgánica, para terminar por cambiar el carácter aconfesional de España hacia un estado laico eliminando así cualquier referencia a la Iglesia Católica, la confesión mayoritaria en España.
Cuestiones que requerirán modificar la Constitución y otras leyes orgánicas para las que necesitará un amplio consenso. Una propuesta que parece no tener muy clara los propios dirigentes socialistas al explicar el alcance de la medida de la asignatura de religión, como ha quedado demostrado a través de declaraciones públicas realizadas por candidatas y dirigentes del partido. La Sra. Maritxell Batet, secretaria de Estudios y Programa del PSOE, afirmaba en un programa de televisión que la asignatura de religión, solo se eliminará de los colegios públicos, no pudiendo hacerlo en los concertados y privados, por no tener competencias sobre ello. Declaraciones después matizadas y ampliadas por el portavoz del partido socialista en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando, que añadía que además de eliminarla en los centros públicos, la religión se convertirá en una actividad extraescolar, “como puede ser el fútbol o el baloncesto”, en los centros concertados y privados, no siendo evaluable y quedando fuera del currículo global. Declaraciones a las que se suman las voces socialistas desde Andalucía que tachan el anuncio de ocurrencia, recordando a su Secretario General que las competencias en educación están transferidas a las CCAA. Es ella, Susana Díaz, la que a través de sus afines vuelven a contradecir y a poner en duda la palabra de Pedro Sánchez.
Los mejores sistemas educativos como Finlandia, Alemania, Suecia, o Reino Unido tienen religión. Una pequeña muestra de que los sistemas educativos con mayor reconocimiento, que no en pocas ocasiones los socialistas pusieron de ejemplo, ofrecen la asignatura de Religión. Es más, en alguno de los países mencionados la materia es obligatoria. En la misma situación que España, asignatura de religión optativa y evaluable, se encuentran países como Bélgica, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia o Portugal.
Una ocurrencia electoral que choca con el pensamiento mayoritario de los votantes del partido socialista, que en un 73,2% se declara católico. Dato que se sitúa incluso 2,6 puntos por encima de la media total en España, que es del 70,6%, como recoge el último barómetro del CIS. Volviendo la vista atrás, no estaría mal recordar que en el año 2009 el gobierno de ZP firmó el mejor acuerdo de financiación económica para la iglesia católica de los últimos 35 años. Hay que recordar las palabras de la entonces Vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, tras su reunión con su homólogo en el Vaticano, “no se van a tocar, en ningún momento, los acuerdos con la Santa Sede”.
Piensan los socialistas que este es uno de los asuntos prioritarios y que más preocupan hoy en día a millones de españoles, a pesar de no figurar entre las máximas preocupaciones recogidas en el barómetro del CIS. Se equivocan de pleno.
Un nuevo anuncio que volverá a quedar en simple populismo y que puede obedecer a un intento, como decíamos al principio, de movilizar a sus más radicales y de distraer la atención de militantes y votantes por los últimos fichajes para sus listas para el 20D.

No hay comentarios: