miércoles, septiembre 23, 2015

EL PRESTIGE DE FERREIRO

El alcalde coruñés pese a no ganarlas, Xulio Ferreiro Baamonde, pasó revista a sus cien primeros días del gobierno, en un desayuno informativo patrocinado por el gran capital financiero (el Banco Pastor pertenece al Popular y Audasa a Sacyr Vallehermoso), que tanto odian los mareantes. No estuvo muy acertado el primer edil comparando la pujante y hermosa capital herculina con un viejo petrolero herrumbroso procedente de la Rusia de sus amores, cuando dijo "A Coruña es un Prestige con el mismo rumbo durante décadas que no se cambia en un día".
La frase, por un lado, reconoce que poco es lo que tiene que ofrecer en tres meses. Pero es que, además, otros que le precedieron, para los que Marineda no era un Prestige, sí que cambiaron el rumbo de la urbe: un sir Paco Vázquez con sus paseos marítimos o su regeneración de las playas y un Carlos Negreira con la materialización de la tercera ronda u obras como la de la nueva Marina, que consiguió gestionar en un contexto de crisis y que hacen palidecer de asombro a una cifra de visitantes por barco y en avión que no ha dejado de crecer en los últimos tres años, sin olvidar el gasto social en comedores, becas y otros programas de ayuda. Según Ferreiro, estos cien días fueron "un desafío porque significó la entrada de la gente común en la política institucional", un eufemismo para referirse a esos concejales que llegaron sin experiencia laboral o empresarial de ningún tipo o directamente del borde de la ilegalidad que supone el ser un okupa de la Casa das Atochas.
La Marea, en opinión del alcalde, llega "con las mochilas vacías ni guardias pretorianas", pero sí con los métodos del KGB o de la Stasi, como quedó demostrado en el pleno de la semana pasada cuando una de sus concejalas demostró conocer la filiación política de los ciudadanos que intervinieron.
La ciudad se puede echar a temblar pues Ferreiro Baamonde aseguró a los comensales que se va a presentar a proyectos europeos conjuntos con la Colau, la Carmena y "El Kichi".

1 comentario:

Anónimo dijo...

tiene razón otro, parece un moinante