jueves, julio 16, 2015

UNA ANOMALIA QUE NO GOBIERNE LOS MÁS VOTADOS

En declaraciones tras el Consello de la Xunta, Feijóo no puso en duda la legitimidad de los pactos y consideró "un debate fundamental para la democracia española" la reforma de la Ley Electoral y considera una anomalía que no sea la lista más votada la que gobierne.
"Por más que sea legal, por supuesto, lo que sí es que hay una anomalía en el sentido de que el partido mayoritariamente apoyado por las urnas es el que está en la oposición y los partidos minoritariamente apoyados por las urnas resulta que son los que gobiernan y, probablemente uno de los políticos menos votado, pueda ser el alcalde de ese ayuntamiento","Creo que es absolutamente procedente presentar esta propuesta, porque es un debate abierto en la sociedad gallega y en la sociedad española desde hace muchísimo tiempo". "Si vale para enmendar los errores que acabamos de ver con mayor intensidad después del 24 de mayo del año 2015, bienvenida sea esa reforma para revitalizar la democracia de las instituciones".
En relación al PSOE dijo "Vamos a ver qué dicen el resto de partidos, sobre todo el partido que dice que quiere ser mayoritario", "Vamos a ver si realmente cree en las mayorías o si por el contrario está muy cómodo con que las minorías impongan los criterios en los gobiernos municipales".

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Por muchas vueltas dadas hay algo no comprendido, el futuro no esta en vuestras manos , llegasteis tarde , nuestro voto no debe quedar para nada en el vacio , lo demas son cuentos chinos ,lo importante es no tener miedo ,no sois nada sin nuestro voto y ese no lo mereceis

Anónimo dijo...

muchos EX en el banquillo

Anónimo dijo...

Ourense 300.000 habitantes - más de la mitad aldeas - y tiene más representatividad parlamentaria y política. que Pontevedra-Vigo. De esa anomalía y de la no elección directa de Baltar, no dicen nada.

Anónimo dijo...

Vaya foto, los responsables del fiasco...


¡QUE ALGUIEN DESPIERTE A FEIJOO !

Anónimo dijo...

Es ciertamente una anomalía. Pero el PP, que puso en marcha la idea de un cambio, se echó para atrás cuando podía llevarla a cabo. A veces esa teoría del consenso no sirve para nada. Si los ciudadanos están de acuerdo mayoritariamente (y en esto lo están), hay que ir hasta el final. Porque una vez puesta en marcha la iniciativa, nadie se va a atrever a modificarla de nuevo.

Anónimo dijo...

Y mas EX que habrá, sin duda