martes, mayo 19, 2015

ALZAS SALARIALES

Hace cuatro meses, y desde esta misma columna de opinión, argumentaba y defendía un alza salarial para el conjunto de los trabajadores no menor de un 1%. Alza salarial necesaria e imprescindible después de años de congelaciones o de bajadas salariales justificadas por la simple supervivencia económica de las empresas. Pues bien, la semana pasada, la patronal, a través de CEOE y Cepyme, ha ultimado un acuerdo para recomendar alzas salariales de hasta el 1% en 2015 y el 1,5% en 2016. El pacto salarial incorporará también una cláusula de revisión salarial frente a la inflación en la que las empresas y los sectores podrán actualizar los salarios a partir de que los precios suban más allá del 2,5%, entre la suma de 2015 y 2016.
Sé que este incremento a afrontar es importante para muchas pequeñas y medianas empresas, pero debo decir que es necesario y vital para contribuir a una recuperación imprescindible del consumo interno. Estas son las medidas y la responsabilidad social y económica que la ciudadanía solicita y espera de los agentes económicos y sociales.
Y es precisamente este nuevo escenario salarial el que debe aprovechar la mejora económica para desarrollar proyectos de infraestructuras que sean rentables social y económicamente, y que contribuyan a garantizar el crecimiento a medio y largo plazo, generando con ello un efecto multiplicador que fomente la competitividad, el crecimiento y el empleo.
Esto es lo que verdaderamente nos debe importar a los ciudadanos, nuestro presente y el futuro inmediato de nuestros hijos, la igualdad social, el empleo estable y de calidad, la recuperación de nuestro perdido estado del bienestar y de nuestra calidad de vida, y para ello, una economía liberal, con la que personalmente me identifico, debe ser la herramienta que nos sirva para este propósito.
Por último, y a pocos días de nuestra cita con las urnas, les invito a todos ustedes a que participen en los destinos de nuestra sociedad votando el 24 de mayo, no vale quedarse en casa u obviar a quienes van manejar los dineros de nuestros impuestos durante los próximos cuatro años. Todos y todas debemos participar y reflexionar, sin ningún tipo de coacción e influencia, sobre el soberano destino de nuestro voto. Buena semana y buen domingo electoral.

No hay comentarios: