viernes, marzo 06, 2015

EL DESMELENE DE VILLALOBOS

Primero fue la presentación en el año 2010 ante el Tribunal Constitucional del recurso contra la ley del aborto del Gobierno de Rodríguez Zapatero. Una ley de plazos que según la doctrina establecida en el año 1985 por el propio tribunal, es inconstitucional. Recurso firmado por el presidente Mariano Rajoy  y la Vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.  Más tarde en la campaña de las elecciones de 2011 y de acuerdo con su programa electoral,  el partido popular anunciaba su intención de reformar la ley Aído, con el objetivo de pasar de una ley de plazos a una ley de supuestos, de acuerdo con la sentencia del TC del año 85 y proteger, en toda su amplitud, el derecho a la vida del no nacido.

“La maternidad debe estar protegida y apoyada. Promoveremos una ley de protección de la maternidad con medidas de apoyo a las mujeres embarazadas, especialmente a las que se encuentran en situaciones de dificultad. Impulsaremos redes de apoyo a la maternidad. Cambiaremos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida, así como de las menores”.

Ya en el gobierno, se volvió a anunciar en el primer Consejo de Ministros que la reforma se llevaría a cabo en esta legislatura, encargando su elaboración el ex ministro Gallardón. Un anteproyecto de reforma de la ley del aborto aprobado por el Consejo de Ministros el 20 de diciembre de 2013, que meses más tarde pasó a mejor vida con la disculpa de no haberse alcanzando el consenso suficiente para sacarla adelante. ¿Alguien pensaba que la izquierda apoyaría la reforma?.

Hoy es el grupo popular quien presenta a trámite en el Congreso, una “reforma” del aborto para modificar únicamente lo referente al permiso de las menores de 16 años. Una reforma que nada tiene que ver con lo que se anunció y explicó tantas veces y que solo sirve para intentar contentar mínimamente a los militantes y votantes del partido popular, otra vez, por una cuestión electoralista. ¡ Esto no es lo prometido ¡.

Una cronología que pone de manifiesto la falta de coherencia y valentía que nuestro partido ha mantenido con esta promesa electoral. Nadie está planteando eliminar la ley del aborto. Se plantea una ley más rigurosa y exigente con el derecho a la vida y la protección del nasciturus.

Y como colofón a toda esta historia, aparece en escena la arrogante Sra.Villalobos Candy Crash, con un nuevo desmelene al que tanto nos tiene acostumbrados mostrando un total desprecio y ofendiendo a sus compañeros de partido, militantes y votantes, que son miles,  que apuestan por la defensa de la vida y a los que directamente les dice “que en el PP no caben quienes dicen no al aborto”. Nadie significativo de Génova ha salido a desmentir y a pedir disculpas por semejante disparate y menosprecio. Alguien debería de hacerlo, la militancia provida lo exige. 

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No pasa nada, la impresentable Celia Villalobos es intocable porque es progre.

Anónimo dijo...

Esta señora es una barriobajera que no sabe más que chillar cuando alguien le dice algo que no le gusta o le lleva la contraria. Ella y su marido podían irse ya para su casa, a jugar al Candy Crash. Lleva 20 años chupando del Estado sin pegar palo al agua en los últimos diez. Esta amortizada políticamente. ¡ Váyase señora Villalobos !.

Anónimo dijo...

Esta impresentable se ha cargado de un plumazo el voto católico. La que sobra es ella y el gilipuertas de su marido.

Anónimo dijo...

Pero, ¿Quién se cree que es esta dama?. Además de tener la virtud de meterse en todos los charcos (y ya van unos cuantos), debería preocuparte de cumplir con su deber. Un deber por el que le pagan un importante sueldo, no para jugar a las maquinitas, sino para defender los intereses de los votantes que la han apoyado. No a ella, sino a las siglas que representa. Si algún día hay listas abiertas, durará menos que un caramelo a la puerta de un colegio.

Anónimo dijo...

Con señoritos y señoritas en Andalucia, de este tipo, no es de extrañar que estemos donde estamos, y que caminemos hacia el descalabro. ¿No habrá algún andaluz o andaluza, sensatos, competentes, capaces, humildes, próximos, generadores de confianza?. Mientras no encontremos algo así, nada que hacer.

Anónimo dijo...

Como el de Betanzos, sin profesión conocida, sin ser conocido por muchos vecinos. Su único mérito es ser manejado por Marifa. Y ser hijo de una presidenta debAsociación.

Anónimo dijo...

Esta señora es autentica , no como los palmeros que estaban contra el aborto y luego llevan a sus hijas a Londres