miércoles, marzo 25, 2015

EL CAPITAL, LA INESTABILIDAD Y LOS RELEVOS

Las altas finanzas  ven con enorme preocupación la actual situación del pais desde el punto de vista politico.  Preocupados por la situación de liderazgo del PSOE y  por el desplome del PP, y mucho más después del resultado de las elecciones Andaluzas. El avance de Podemos y de Ciudadanos hace pensar en los imposibles pactos políticos en la próxima legislatura, como fuente de una fuerte inestabilidad.
Frente al panorama que se dibuja, buscan la forma de impedir esa posible inestabilidad institucional. Y por ello se están moviendo en la línea de propiciar un cambio político que lo evite. Ese cambio pasa por dos mujeres. En el PSOE la protagonista de ese cambio seria Susana Díaz, y más después de su destacado resultado en Andalucia, mientras que en el PP, han llegado a pronunciar el nombre de Soraya Sáenz de Santamaría como la solución.
Una prueba de esto último es, para algunos, que los medios de PRISA, tan hostiles a La Moncloa, respetan de forma escrupulosa a Soraya Sáenz de Santamaría. Es más, Juan Luis Cebrián, convencido de que Soraya es el futuro, no duda en decirlo a la minima oportunidad. Hay un rumor en la "Capital" de que Cebrian incluso no dudo en comentar en el  Consejo Empresarial para la Competitividad de la importancia de apoyar a Soraya como relevo de Rajoy.
Todo esto no dejan de ser rumores, con cierto toque de verdad, pero al parecer las "altas finanzas" se olvidan que este tipo de dirigismos no suelen acabar bien.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Patético. La Soraya es el problema y no la solución. Prisa lleva mucho tiempo apoyando a Soraya porque ésta no hace mucho que influyó decisivamente para que los de El País y la SER recibieran un crédito extraordinario sin el cual ya habrían desaparecido quebrados.

Por no hablar de que fue la Soraya con su dedo divino, la que, junto con Mariano impusieron a Moreno Bonilla en Andalucía.

Anónimo dijo...

Rajoy y Soraya, un dúo que nos lleva al desastre.

Anónimo dijo...

De momento, el desastre ha sido Andalucía, con un candidato poco conocido. Sorprende que sea Esperanza Aguirre la que más ha criticado su candidatura, sobre todo la forma (a dedo). Una forma que sí ha servido para que ella sea la candidata a la Alcaldía de Madrid. A ver si se aclara esta mujer. Y a ver si aclara esa historia de su jefa de gabinete.

Anónimo dijo...

El novio de la numero dos del P.P. Bergondes consigue plaza en la policía nada más entrar Negreira en el ayuntamiento coruñes y ahora el número cinco del P.P. Bergondes consigue una de las 15 plazas de arquitecto de la xunta de Galicia, ambos amigos y compadres de Marifa, sera todo casualidad o suerte o ambas dos.

Anónimo dijo...

La suerte dibuja extraños vericuetos para llegar a las cercanías de algunos y algunas. Pero mayo será un mes muy clarificador. Ni A Coruña, ni Lugo, ni Vigo, ni Ourense, ni Santiago, ni Pontevedra, tienen claro que el PP vaya a tener allí Alcalde. ¿Qué habrá hecho o dejado de hacer la Xunta, para que esta circunstancia se produzca?. ¿Se habrá dado cuenta el gobierno autonómico y sus asesores, que las elecciones municipales son la clave para el buen resultado de unas elecciones autonómicas?. Algunas veces parece que quisiéramos perder lo antes posible para dedicarnos a otras cosas, tal vez en Madrid.

Anónimo dijo...

Pero...pero...este país es masoca o qué?...hay que votar por el cambio y salga el sol por Antequera!!...

Anónimo dijo...

Actualmente existen dos corrientes en este país, una es la que quiere que todo siga igual y la otra que cambien las cosas y replantearse otras para avanzar y mejorar.

Valientes los que prefieran cambio y no zanganos.

Anónimo dijo...

El PP no cambio , es el mismo , quienes cambiaron son los que lo llevan
Otra cuestión , el DEDO, es la ruina de este partido , el DEDO , a quien voy a elegir yo con mi DEDO , a mi amigo , a mi mujer ,a mi.....
Eso no es democracia , no se a quien le puede interesar esto , tan POBRES estaos los que apoyaos esto , no veis que eso es un cancer del partido

Anónimo dijo...

Lo del cambio está muy bien. Pero hay que saber hacia dónde cambiamos, qué cambiamos y qué consecuencias tiene el cambio. De entrada, eliminar a unos para poner a otros que no conoces y que pueden hacerlo peor, no me parece la solución. Hay que confiar en alternativas sensatas, que aporten soluciones y no problemas, y que sepan gestionar lo que todos y todas. No me parece que esto esté en Podemos, ni tampoco en los que llevan destrozando nuestras posibilidades (hablo de Ourense). Ni tampoco es cuestión de iluminados como Jácome, ni de mareas que ni sabes quienes son ni lo que pretenden.