martes, enero 27, 2015

SOLUCIONANDO LOS MARRONES HEREDADOS MIENTRAS SE AVANZA

El título podría ser el resumen de la charla que, a finales de la semana pasada, pronunciaron en la ciudad herculina Rosa Gallego, teniente de alcalde responsable de Hacienda, y su delegado Roberto "Bobby" Coira, un dueto muy querido por la militancia como prueba el hecho que la sala del Hotel Riazor casi logró alcanzar la cifra de asistencia conseguida por Begoña Freire.
Rosa y Bobby explicaron que, cuando el Partido Popular ganó por primera vez María Pita, se toparon con una "herencia" de 170 millones de euros sin pagar, 20 de los cuales estaban en facturas sin contabilizar escondidas en cajones.
Siguiendo las directrices de racionalización y transparencia impuestas por Carlos Negreira desde el minuto uno, el gobierno del Partido Popular creó un registro de facturas (actualmente se pagan con una media de 16 días), al tiempo que se redujo el gasto superfluo (como alquiler de oficinas, protocolo, publicidad), y se impuso un control que permitió descubrir que la desidia de gobiernos anteriores había despilfarrado, entre otras cosas, 480.000 euros por estar pagando innecesariamente el aval de una obra terminada hacía cuatro lustros.
Rosa y Bobby se mostraron orgullosos que A Coruña sea la primera ciudad de Galicia con el presupuesto ya aprobado. El total administrado durante la legislatura de Negreira es de alrededor de mil millones de euros, todo ello, sin necesidad de subir impuestos (lo cual significa que, cada año, unos diez millones de euros permanecieron en los bolsillos de los coruñeses). En estos casi cuatro años, además, se pagaron millonarias sentencias de pleitos heredados, al tiempo que se conseguió incrementar la partida en gastos sociales un 28 por ciento con respecto al bipartito de infausto recuerdo.
Fernando Fernández, presidente del PP coruñés, concluyó el acto avisando que se suspenden esta serie de conferencias quincenales en favor de unas reuniones que mantendrá el mismísimo alcalde Carlos Negreira con los militantes de cada barrio.
La anécdota de la jornada, y comidilla entre los militantes, fue ver como cierta asesora, de nada ocultas simpatías izquierdistas, permaneció en el vestíbulo durante todo el evento.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Las huestes que forman "la familia" acuden cual borregos al pesebre para escuchar omnubilados las sublimes estratégias que nos permitirán perder las próximas elecciones municipales. Como diria Diwgo Calvo, estos concejales son la repera gracias a las becas de la Xunta de Galicia.
Facturas escondidas en cajones ... si asi fuera debwrian haberli denunciado en órgano judicial pero esa es la cantinela de aquellos que deben invertar algo para justificar lo que no han realizado.
Animo y a seguir inventando marrones.

Anónimo dijo...

MUY BUENA LA ULTIMA FRASE DEL ARTICULO.....YO TAMBIEN HE VISTO A LA ASESORA IZQUIERDIRTA E IMPUTADA..........

Anónimo dijo...

En la del Mourelo no había ni Dios. La asesora ?es una de Mugardos de una familia que todos son del PSG?

Anónimo dijo...

Muy bien Rosa Gallego, con su buen escudero. Estos dos espero que repitan, no como alguna que yo me se.