lunes, enero 19, 2015

LA FRAGMENTACIÓN DE LA IZQUIERDA NO GARANTIZA LA MAYORIA DEL PP

Si las elecciones se celebraran ahora, el PP volvería a ganar con un 29,3 por ciento y 132 escaños, lo que supone una pérdida de más de 15 puntos y 53 diputados respecto a 2011, según la encuesta de GAD3 para el diario ABC que se publico este domingo.
Con esos 132 diputados,  Rajoy quedaría a 44 de la mayoría absoluta (ahora tiene 185, y la mayoría absoluta del Congreso está en 176). Podemos, lograría un 21,1 por ciento de votos, llegaría a 89 escaños, mientras que el PSOE, estaría en el  19,2 por ciento, se quedaría con 80. Con ese reparto, el El PP tendría casi imposible gobernar en solitario si no llega a un pacto con los socialistas.
La encuesta refleja la fragmentación de la izquierda entre Podemos y el PSOE, una fragmentación que beneficia al PP, aunque no lo suficiente. Entre estos dos partidos sumarían 169 diputados, pero juntos lograrían más, según la ley d’Hondt.
En su analisis ABC apunta que "La encuesta de GAD3, como el resto de estudios publicados, refleja una gran volatilidad en el voto y una fragmentación en los puestos de cabeza, por lo que pequeños movimientos en el electorado pueden significar trasvases importantes de diputados y cambios rápidos en la balanza electoral, en virtud de la ley D’Hondt".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

SADA
La corona de imputaciones de Anido
El alcalde encara su cuarto paseíllo por los juzgados sin dar un paso atrás, se presenta como la víctima de una campaña de desprestigio y espera salir reforzado de su 'vía crucis'

Anónimo dijo...

El próximo mes de mayo ya tendrá bastante si sale elegido Mister pelo Pantenne Sada.

Anónimo dijo...

Como le condenen por la mitad de los delitos por los que está imputado (falsedad en documento mercantil de tres a seis años de prision, prevaricación de seis meses a dos años de prision y hasta siete de inhabilitación, delitos contra la intimidad de seis meses a dos años de carcel, calumnias, de seis meses a dos años de carcel...) saldra reforzado, pero re-forzado a ingresar en prision