viernes, diciembre 05, 2014

CARLOS NEGREIRA EN LA POLE POSITION

Carlos Negreira se sitúa en la pole position de cara a las elecciones municipales del próximo mes de mayo en las que intentará revalidar su actual mayoría absoluta. Y lo hace por un lado, porque el PP sigue siendo el partido más votado en la ciudad, con el 39% de los votos, frente al 21% de la segunda fuerza más votada que sería el PSOE de Mar Barcón, que presume de encabezar una candidatura caracterizada por la renovación, o de la tercera fuerza con representación en María Pita que sería la marca blanca de Podemos, que alcanzaría un 19,2% en intención de voto.  El resto de fuerzas que conformarían el Pleno coruñes serían el BNG e IU, con el 7% y 5,4% respectivamente. Y por otro lado, Carlos Negreira es el que mejor valoración obtiene, con una puntuación de 4,59 con respecto al 3,52 que obtiene la oposición.

Del análisis demoscópico se desprende que el PP herculino tiene un leve desgaste al perder 4,6 puntos en intención de voto, lo que supondría pasar de los actuales 14 concejales a 12. El PSOE perdería 5,7 puntos, a pesar de la renovación de la que habla su recién elegida candidata a la alcaldía Mar Barcón, dejándose en el camino dos concejales para quedarse con 6, los mismos que alcanzaría Podemos, que incluso superaría en votos a los socialistas. Los nacionalistas encabezados por el confirmado Xosé Manuel Carril, perderían 5,1 puntos en intención de voto, lo que les llevaría a quedarse solo con 2 concejales, de los 4 actuales. Izquierda Unida, con un Cesar Santiso a la baja, seguiría manteniendo su única acta, pero sufriendo también una considerable pérdida de votos.

Las conclusiones que podemos extraer es que Carlos Negreira logra la mejor valoración por parte de los vecinos que reconocen su liderazgo y cercanía. Que el PP coruñes es la opción política que más apoyo recibe, obteniendo incluso una mayor intención de voto que en las encuestas previas a las municipales del año 2011 en donde sacamos la mayoría absoluta, tras el paso por María Pita del bipartito que supuso el paso por el ayuntamiento del peor gobierno de la historia de La Coruña. Por otro lado las encuestas reflejan que los ciudadanos ponen un suspenso a la labor de la oposición que no ha aportado ni una sola idea positiva para mejorar la ciudad y la vida de sus ciudadanos.

Una oposición que sufre un duro palo en las encuestas y que supone una auténtica hemorragia de votos con la hipotética irrupción de Podemos en el panorama político coruñes y que llevaría a PSOE y BNG a perder en torno al 15% de los votos que obtuvieron en las últimas municipales. Pero quien sin duda sale peor parado es IU que perdería un 32%  de sus votantes que se sienten más identificados con Podemos.

Unas perspectivas esperanzadoras para el PP  y su alcalde Carlos Negreira. Más del 52% de su electorado tiene pensado volver a apoyarle en las urnas, teniendo claro que hay que movilizar a parte de sus votantes que por el momento optan por la abstención, no por la gestión que el gobierno de Negreira está desarrollando, la cual la gran mayoría califica de muy positiva, sino por cuestiones que vienen de otros ámbitos. Y porque las encuestas siempre han estado por debajo del resultado que Carlos y el PP al final han obtenido. En 2010, nos daban 7 y sacamos 10, en 2014, pronosticaban 13 y sacamos 14.

Dentro de seis meses tenemos una importante cita en la que hay que elegir entre un gobierno formado por tres o cuatro fuerzas políticas que lo único que aportarán será una batalla por repartirse las distintas concejalías y en donde no existirá un programa político común y que sin duda nos hará retroceder a tiempos pasados en los que las guerras internas en el gobierno municipal supusieron un retroceso importante para nuestra ciudad.

O un gobierno del Partido Popular centrado en salir de la crisis, en crear empleo, en terminar infraestructuras clave para el desarrollo económico y social de La Coruña, en seguir apoyando al pequeño comercio, en estar en permanente contacto y colaboración con el tejido social y empresarial de la ciudad, en invertir en todos los barrios de la ciudad con obras de renovación y modernización de nuestras calles y plazas y con nuevas infraestructuras demandadas por los vecinos, en su apuesta por la implantación de las nuevas tecnologías al servicio de los ciudadanos, en recuperar el patrimonio y conservación del casco histórico de la ciudad, en su ambiciosa apuesta cultural y de ocio, en la que los más pequeños tienen su protagonismo, en fomentar el deporte y el apoyo decidido al deporte de base, en mejorar la seguridad y la movilidad en nuestra ciudad………y sobre todo y más importante, estando durante toda esta legislatura al lado de los más desfavorecidos  con unos presupuestos que vienen apostando año tras año por blindar el gasto social y que han sido los presupuestos más sociales de la historia de esta ciudad. 

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Si cesase al teniente de alcalde ganaria de calle

Anónimo dijo...

Pues el teniente de alcalde es ahora mismo alcalde accidental, porque el titular esta pasando unos días de solaz recreo en Washington. Ya nos informaran a que fue y quien pago el viaje, que yo después de lo de Monago ya no me fío de nadie. Aunque imagino que iría de vacaciones, porque fue bien acompañado

Anónimo dijo...

Si cesa al teniente alcalde y el teniente de alcalde habla se irían los dos a la calle.

Anónimo dijo...

Tendría que cesar a otras tenientes de alcalde también...

Anónimo dijo...

El único "mérito" de Negreira es tener la oposición más desorganizada y desprestigiada de la historia de La Coruña.

Por lo demás, tenemos un gobierno municipal que va a dejar a la ciudad endeudada a base de créditos para inaugurar las obras antes de las elecciones: túnel de la Marins, escaleras mecánicas, sospechosas reurbanizaciones de calles. etc...

A todo eso hay que unir la vergüenza de seguir manteniendo al señor Flores al frente del Ayuntamiento, el caso Zeta, y todas las derivaciones del caso Picachu con los enchufes en los centros cívicos.

En cuanto a la plantilla de concejales, la mitad de ellos carece de preparación, y sólo están están en el cargo porque hay que rellenar una Corporación y porque su mediocridad y su sumisión no ponen en riesgo la escasa capacidad de liderazgo del alcalde. En este sentido, el Ayuntamiento es gobernado sólo por 3 o 4 personas seleccionados por el alcalde y que, en algunos casos, ni siquiera son afiliados del partido.

En cuanto a la ciudad: El tráfico es aún más caótico, en los buses no ha habido ningún cambio, la limpieza en las calles está peor que nunca (pese al maquillaje que intentan dar con el Plan Rúa, que no sirve para nada). Respecto a la seguridad, nunca ha habido tantos robos en pisos.

Y lo peor de todo es padecer un gobierno municipal que no se siente coruñés, empezando por su alcalde, que gobierna la ciudad "por encargo", y no por convencimiento personal.

Para ser alcalde de La Coruña tienes que haber soñado toda tu vida con ser alcalde de La Coruña, no vale ser alcalde "de rebote", por descarte o porque "te tocó" en el reparto interno del poder de la cúpula del PPdeG.

El señor Negreira nunca será un buen alcalde porque nunca soñó con serlo, con lo más que sueña es con no equivocarse demasiado para que, cuando termine su periplo por el ayuntamiento coruñés, la misma cúpula que lo trajo a la ciudad lo lleve a un destino más cómodo, más apetecible y aún mejor remunerado. Un destino que, seguro, estará muy alejado de La Coruña.

Anónimo dijo...

Neghreira o breve.

Anónimo dijo...

Canta envexa hai. O mellor moitos prefiren voltar a gobernos sectarios e nos que cada ún vai o seu. O señor Negreira non ten unha gobernalidade fácil en María Pita, despois de 28 anos de gobernos socialistas que deixaron ben montada unha rede interna coa que é moi difícil traballar. Moitos esquezen a cantidade de procesos selectivos que se fixeron no concello para deixar dentro a toda a familia socialista. Moitos procesos tumbados polo TSXG. ¿Qué goberno non se endebeda?. O que hai que mirar que ese endebedamento sexa en beneficio dos cidadáns, e en este caso está a ser así, temos moitos exemplos.

Anónimo dijo...

El problema es que desde el gobierno de Negreira se han contratado o mantenido en puestos clave a socialistas o todavía peor. Esta gente, además, cuando hay contrataciones, "argallan" para que sean empresas de sus afines.

J.P.G. dijo...

O incluso inculpan a otras personas o empresas para desviar la atención sobre las empresas a las que benefician del circulo socialista. Que eso lo hemos podido leer como nombraban en conversaciones a empresas o personas del pp que nada tienen que ver en este tema, que fueron llamadas a declarar como testigos y nada de nada, pero asi las empresas y personas del entorno de esos contratados del psoe encontraron tiempo para tapar otros temas.

Anónimo dijo...

No solo del círculo socialista, JPG, sino que han contratado para llevar los facebooks y demás a los mismos que llevaron ese tema para Anova durante las elecciones!!!!!!

Anónimo dijo...


Julio Flores dimisión!!!, a balaaaar a otro laaado.

Anónimo dijo...

el problema de negreira, y se de lo que hablo, es la poca profesionalidad politica de su equipo en conjunto, es decir, aunque tengan poca preparación y experiencia valen para todo pues se creen que saben de todo , que son muy listos y
que ningún ámbito municipal se les escapa aunque no hayan tenido ni experiencia, ni conocimientos, ni contactos con estas. Y no hablo por hablar.

Anónimo dijo...

Coincido al 100% con el anterior comentario, una cosa es hacer de Sor Citroen en la oposición y otra bien distinta dirigir un gabinete en el gobierno