lunes, septiembre 08, 2014

RESPETAR LA DECISION DE LOS CIUDADANOS

La elección directa del alcalde más votado es una demanda de los ciudadanos y una necesidad para avanzar en la mejora del sistema democrático y por supuesto es una medida esencial de regeneración democrática. Ya que con este formato son los ciudadanos los que toman la iniciativa con una presencia mucho más nítida y sólida en la vida política local, lo que deriva en que sepan que aquel que quiere mayoritariamente que sea el alcalde, sea finalmente su regidor.
Para ello se debe iniciar un dialogo que provoque el consenso necesario, donde las diferentes propuestas deben ser analizadas, estudiadas y debatidas. Propuestas que van en la línea de que para ser nominado directamente por las urnas, el candidato más votado debería lograr no menos de un 40 por ciento de los sufragios y sacar al segundo no menos de siete puntos de diferencia. Y si se plantease una segunda vuelta se debería incluir un porcentaje mínimo de voto para ello y una diferencia mínima entre el más votado y el segundo. En definitiva política con mayúsculas en una grandísima oportunidad de recobrar con dialogo, consenso y por supuesto debate de ideas, la iniciativa política puesta al servicio de la sociedad. Por lo que se debe estar abierto a cualquier propuesta o idea que mejore y haga más justa y democrática la elección directa de alcaldes. Formula que nos daría por resultado que se dé voz directa a los ciudadanos con un mayor poder de decisión. Y que a mayores evitaría situaciones surrealistas como aquellas en las que un solo concejal que no representa ni al 10%, sea quien decida el alcalde de su municipio por encima de lo que han votado más del 40 por cien de sus vecinos, o peor aún, que sea nombrado alcalde desplazando a quien tiene cinco veces más votos, lo cual se ha producido en numerosas ocasiones propiciando un fraude a la democracia que no se debe seguir permitiendo ni tolerando. Se trata de avanzar, de mejorar nuestro sistema democrático, así lo entendemos desde la formación política impulsora de esta iniciativa. Y así lo entiende la Diputación provincial de Ourense, dando un paso al frente y aprobando una moción para su traslado al Gobierno central en la que manifiesta la voluntad de la Corporación provincial de que se tomen todas las medidas legales necesarias para que la lista más votada en las elecciones municipales sea la que se haga con la alcaldía y desarrolle su programa y su proyecto de ciudad. Estos son los comportamientos que solicitamos los ciudadanos y que solo persiguen una sociedad más justa, más igual, más libre y más representativa .Concluyo manifestando que aquellos que se esconden detrás de un "no" a todo tipo de propuestas o planteamientos de interés general, simplemente ocultan su fracaso e impotencia, lo que me lleva a decir que esas no son las personas adecuadas para poder trabajar y luchar por solucionar los problemas de la sociedad de hoy y menos de representarlas.

No hay comentarios: