jueves, enero 23, 2014

EL FEDERALISMO DE RUBALCABA

Ya conocemos la pregunta y la fecha de la consulta independentista del Gobierno catalán. ¿Quiere que Cataluña sea un Estado?, con una segunda interpelación en caso de salir afirmativa la primera, seguramente impuesta por ERC, ¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente?, fijándose la fecha del referéndum para el 9 de noviembre. Consulta que no podrá llevarse a cabo porque es ilegal, o lo que es lo mismo, anticonstitucional. Ya lo dijo el pasado lunes en su entrevista en Antena3 Mariano Rajoy.
Y dentro de este episodio político que algún periodista radiofónico bautizo como “pasión de catalanes” el Sr.Rubalcaba viene proponiendo desde hace meses la posibilidad de modificar la organización territorial de España abriendo un camino hacia el federalismo. Intención que retomaron nuevamente el PSOE y PSC en la reunión mantenida hace unas semanas en Barcelona entre sus máximos dirigentes, Rubalcaba y Navarro. La gran mayoría de catalanes y españoles tienen el convencimiento que esta propuesta, bautizada como la “tercera vía”, no es más que una vía para volver a un entendimiento y colaboración entre el PSOE y el PSC por motivos electoralistas, evitando una posible ruptura que a ambos perjudicaría.
El señor Rubalcaba habla de modificar el título octavo de nuestra Constitución, esa que otros desprecian y no acatan, pero para ello necesita, sí o sí, el apoyo del partido popular, ya que se necesita una mayoría de tres quintas partes de cada una de las cámaras, escenario impensable hoy en día ante la falta total de consenso entre los dos grandes partidos.
Un Estado Federal consiste en una forma de organización política descentralizada, donde existe un Estado central y unos territorios autónomos, estados federales, que se relacionan y rigen de acuerdo a una Constitución federal, que establece la distribución de competencias entre el Estado central y los Estados federales. Estos últimos pueden tener también su propia Constitución.
Es decir, podemos afirmar que la organización actual de España es casi un Estado federal en su funcionamiento. España, con su Constitución, un país descentralizado, en las CCAA, que tienen sus propios estatutos de autonomía, lo que vendría a ser las Constituciones de los Estados federados.
Convendría señalar, que con el sistema actual, España es un país más descentralizado que la República Federal Alemana, diversidad frente a igualdad. A mayores, en la mayoría de los casos, los Estados federados poseen más mecanismos centralizadores y protege más la igualdad entre los ciudadanos y los territorios, cuestión esta última que no se produce con nuestro estado de las autonomías.
¿Aceptarían los catalanes esa posibilidad centralizadora dirigida a una mayor igualdad entre todos los territorios?. No lo creo, apostarían por un federalismo asimétrico al estilo canadiense, que les proveyera de un “mayor nivel” de autogobierno y beneficios económicos y sociales que el que tienen actualmente como autonomía. Un dato, si no estoy errado, Cataluña es la única región o territorio en el mundo, que tiene sus cuatro capitales de provincia conectadas por la alta velocidad.
En el supuesto de una hipotética reforma constitucional para cambiar nuestro modelo de Estado hacia un modelo federalista, estaríamos otra vez en el punto de partida del sueño independentista.
Y cuando decimos que estamos otra vez en el punto de partida, nos referimos a que los nacionalistas volverían otra vez a abrir el manido debate de la independencia, esta vez desde su condición de Estado federal, al estilo de la provincia canadiense de Quebec. Cuestión que también tendría que ser decidida por el conjunto de los Estados federados de acuerdo con la Constitución federal, a no ser que dicha Constitución recogiese desde el principio el derecho a decidir la independencia de modo unilateral.
La reforma propuesta por el Sr.Rubalcaba tendría que ser analizada y en su caso afrontarse, desde un clima social de tranquilidad, no desde el oportunismo político por una visión partidista para no romper las relaciones con el PSC y menos desde el chantaje permanente de una minoría de ciudadanos que apuestan por romper la unidad de España y de todos los españoles.

No hay comentarios: