viernes, diciembre 20, 2013

¿SIN LIDERAZGO, DESAPARECIDOS, CONFORMISTAS, SIN APOYO…..?

Xoán Antón Pérez-Lema, que durante el gobierno bipartito de la Xunta de Galicia asumió la dirección de la Secretaria Xeral de Relacións Institucionais de la Vicepresidencia del emigrado Anxo Quintana, nos dejó algunos titulares sobre su visión acerca de la situación de la ciudad de La Coruña y de la gestión del gobierno de Carlos Negreira. Lo hizo en el transcurso de una conferencia ofrecida el pasado martes en la Fundación Paideia.
Pérez-Lema, que tras su marcha como militante del BNG, recaló en Compromiso por Galicia, organización política que se define como galeguista, progresista y socialdemócrata, dijo que La Coruña, “está mucho peor que en 2011”, “estamos desaparecidos, no contamos ni para el país, ni para el Estado, ni para Europa” y que la ciudad necesita “liderazgos potentes, frente al conformismo y silencio actuales”.
Entendemos que su opinión no deja de ser subjetiva y que la situación que quiere describir difiere bastante de la realidad. Decir que no contamos para nadie es negar la evidencia o no enterarse de nada. Los presupuestos de la Xunta para el año 2014 suponen un claro compromiso del gobierno de Feijóo con la ciudad y suponen un impulso definitivo para desbloquear obras bloqueadas en la etapa del bipartito. Solo las cinco grandes infraestructuras proyectadas o que ya se están ejecutando en la ciudad
(O Parrote, Tercera Ronda, Plan Director del CHUAC, Ofimático y Fábrica de Tabacos) alcanzan los 27,8 millones de euros.
Una inversión del gobierno autonómico que se suma a los 97 millones de euros aprobados por el Gobierno de Mariano Rajoy para 2014, que suponen un incremento del 35% respecto los presupuestos del año anterior, con el objetivo de completar la Tercera Ronda, (Lonzas-Zapateira recibe 55 millones de euros entre 2012 y 2013, frente a los 10,9 millones que invirtió el gobierno socialista en sus cuatro años de mandato) consolidar la ampliación de la pista de Alvedro ( en dos años el gobierno de Rajoy invierte 46,5 millones, mientras que ZP no amplió ni un metro en 8 años) y asegurar el futuro del Puerto Exterior con una inyección de 68 millones y con inversión en otras infraestructuras como la ampliación de Alfonso Molina, el Vial 18 o la pasarela peatonal de Pedralonga, lo que sin lugar a dudas supone un impulso definitivo para la reactivación económica de la ciudad y convertir a La Coruña en la ciudad más pujante y el motor económico de Galicia, siendo la ciudad gallega con menos paro.
Este compromiso de las administraciones autonómica y central con La Coruña es fruto de la etapa de diálogo y colaboración institucional nacida a partir de la llegada de Negreira al gobierno municipal en noviembre de 2011. El gobierno bipartito y el de ZP invirtieron mucho menos en la ciudad en otros tiempos económicamente más favorables.
Todo con un gobierno municipal que ha hecho de la austeridad su máxima a la hora de trabajar y que va a permitir ahorrar a los coruñeses en esta legislatura 20 millones de euros a base de suprimir infinidad de gastos superfluos con una gestión más transparente, convirtiéndose en el gobierno municipal que más presupuesto destinó a blindar el gasto social para atender y estar con los que más lo necesitan, constatado en los presupuestos que recogen entre otros un incremento del 164% de las ayudas destinadas a emergencia social, un 76% más para comedores escolares, un 60% más para el talón restaurante o un 40% más para convenios con entidades benéfico-sociales de la ciudad.
Un gobierno que fomenta la convivencia y el diálogo a través de medidas como la ordenanza de terrazas, el PMUS, el despliegue de la Policía de Barrio, las Juntas Locales de Seguridad y Protección Civil , el Plan Rua, o las innumerables iniciativas para promocionar el turismo de nuestra ciudad con la Torre de Hércules a la cabeza y las campañas destinadas a promocionar y revitalizar el pequeño comercio, el compromiso claro con el deporte base, el impulso dado a la cultura, o los proyectos Coruña Futura y Smart City que nos ponen al frente de las ciudades inteligentes. Las infraestructuras en los barrios, atendiendo demandas históricas de los vecinos como la construcción de la piscina del Castrillón, el centro cívico Boandanza en el Agra del Orzán o el parking del Materno Infantil, entre otras.
Este gobierno que Pérez-Lema califica de desaparecido, sin liderazgo o conformista esta trabajando de forma decidida y en perfecta unión para solucionar el pasado, gestionar con criterio, racionalidad y eficacia el presente, y sobre todo para sentar las bases para que La Coruña sea una ciudad con un gran futuro. Un gobierno que gracias al liderazgo del alcalde Negreira, cuenta con el compromiso y apoyo de los gobiernos de Santiago y Madrid y de la mayoría de los ciudadanos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No es La Coruña padefo, es A Coruña, o casi Acuña.

Anónimo dijo...

Creía que me había equivocado de página.
No me explico que pinta aquí este payaso figurín ex-bloqueiro que ahora milita en un partido marginal extraparlamentario. Sus opiniones son aparte de infundadas completamente irrelevantes.

Mira que no hay opiniones autorizadas que traer aquí y ponéis la de este personajillo.

Anónimo dijo...

No la opinión de Perez Lena, más bien lo contrario: Este gobierno que Pérez-Lema califica de desaparecido, sin liderazgo o conformista esta trabajando de forma decidida y en perfecta unión para solucionar el pasado, gestionar con criterio, racionalidad y eficacia el presente.