viernes, diciembre 13, 2013

REFORMA DEL ABORTO, YA

Todos sabemos que el Gobierno de Mariano Rajoy ha tenido que tomar medidas duras y en contra de lo que recogía el programa electoral del Partido Popular. Medidas de carácter político, económico y social que a pesar de causar gran malestar en la sociedad, se pueden entender como necesarias e inevitables al comprobar la verdadera situación en la que se encontraba España tras el paso del gobierno socialista, que no dudó en disfrazar, ocultar y mentir sobre el estado de nuestras cuentas públicas. Medidas que fueron aprobadas con toda celeridad, para evitar tener que ser rescatados.
Pero lo que cada vez exigen con más rotundidad, por principios y convicciones, los votantes y militantes del PP, es que se modifique la actual Ley del aborto del año 2010 aprobada por el gobierno socialista y que supone matar diariamente a 300 vidas humanas. "Cambiaremos el modelo de la actual legislación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida, así como el de las menores". Esta afirmación recogía el programa electoral popular.
El Ministro Gallardón en la sesión de control al gobierno de este pasado miércoles ha vuelto anunciar que en pocos días se presentará la reforma de la ley del aborto.
Reforma que tiene que ir encaminada principalmente a proteger el derecho a la vida del que va a nacer, “nasciturus”, considerado como bien jurídico constitucionalmente protegido por el artículo 15 de la Constitución, que hace referencia a ese derecho a la vida.
La reforma del aborto tiene que ir encaminada a eliminar la actual ley de plazos. No se puede permitir el aborto teniendo en cuenta una serie de plazos, sin existir motivo alguno y por simple petición de la madre, y menos que lo hagan mujeres de entre 16 y 18 años sin el consentimiento de los padres. El abortar por existir riesgo para la salud física o psíquica de la madre se ha convertido en un coladero, convirtiendo el aborto en España en una auténtica barra libre, toda vez que dicho riesgo es certificado por un único psicólogo, que normalmente trabaja colaborando con el centro abortista. Con esta certificación se practican en España el 90% de los abortos. El propio Consejo de Estado denominó a España como paraíso del turismo abortista.
La reforma tiene que ir encaminada a eliminar el supuesto del aborto eugenésico por motivo de discapacidad o malformación del feto o bebe, por tratarse de una clara discriminación. En los últimos años ha habido una evolución doctrinal recogida en numerosas sentencias recientes del Tribunal Europeo, Convenios Internacionales referentes a los Derechos del Niño y a los Derechos del Niño y Personas con Discapacidad (1.990 y 2006) que protegen al niño desde la gestación, incluido el caso de presentar algún tipo de discapacidad o malformación.
Todos somos conscientes de la controversia que esta reforma suscita. Nadie está planteando una eliminación del aborto en España, pero sí una reforma que ponga coto a esta barra libre y limite la práctica abortista atendiendo a unos mínimos supuestos o indicaciones, sobradamente justificados. Y tiene que hacerse con arreglo a la doctrina establecida por el Tribunal Constitucional recogida en su sentencia 53/1985 que declaró inconstitucional una ley de plazos como la actual ley del aborto y sin dejar de tener en cuenta la evolución doctrinal en el supuesto del aborto eugenésico, así como recientes avances científicos e investigaciones a favor del derecho a la vida.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Supongo que al final harán algún tipo de reforma para tratar de parar la sangría de votos por el total incumplimiento del programa electoral. Pero están tardando demasiado