martes, noviembre 12, 2013

OURENSE NECESITA SOLUCIONES YA PARA SUS 28.859 DESEMPLEADOS

Los números de desempleo en Ourense, se tire de la Encuesta de Población Activa o de los datos de Empleo, son negativos, miren por donde se miren. Tener un incremento de un 2,54% en la tasa intermensual con 715 ourensanos más engrosando las listas del paro es un suma y sigue que seguramente vaya a continuar en los próximos meses, y se hace intolerable a todas luces. He manifestado en numerosas ocasiones que esta provincia no está en la tesitura que propicie una recuperación, cuando en el conjunto del Estado puede que ésta se inicie en el primer semestre del 2015. No, no me he equivocado, digo 2015 porque no creo que nuestros ojos, y sobre todo nuestros bolsillos, la constaten en el 2014. Pero Ourense llegará más tarde aún, o ¿alguien cree que sin cambiar nuestro tejido productivo, sin un apoyo firme y sólido a emprendedores, y sin un sistema financiero que apoye y financie de una forma real a las pymes y no solo cara a la galería, vamos a salir de ésta? Pienso que no, por lo que la cultura del esfuerzo, nuestra tenacidad y sobre todo nuestra constancia van a ser en un 50% lo que nos lleve a ver la luz de la recuperación económica y social de nuestro entorno. Y la pregunta es, ¿y el otro 50%, de qué se debe componer? Pues en mi opinión esa otra mitad del porcentaje la deben de poner las personas que gestionan y dirigen nuestras administraciones, y ahí es donde alguna de ellas, pésimamente gestionadas y gobernadas, como el ayuntamiento de la ciudad en donde vivo, solo contribuyen a ser un lastre insoportable para los ciudadanos. Pero lo que realmente nos debería hacer sentir como un latigazo en nuestras propias carnes es la evolución del desempleo juvenil, y que cientos de jóvenes ourensanos tengan que ir a la búsqueda de oportunidades laborales fuera de la provincia que les vio nacer, constatando así el aletargamiento de esta provincia, y la falta de respuesta que estamos teniendo ante la situación económica social actual. No valoramos lo que tenemos, ni creemos en las posibilidades reales de Ourense; las iniciativas públicas se diluyen tan pronto como se ponen en marcha, simplemente porque no se cree en ellas y solo se busca la foto del momento. Por ello, es nuestra obligación ética y moral, el diseñar y construir con inteligencia y sentido común un escenario que nos permita desarrollar nuestras vidas y nuestro entorno natural. Para ello necesitamos cambiar, trabajar con constancia y en una misma dirección, en una provincia que ofrece y tiene mucho más de lo que a primera vista se puede observar. Valorarnos y valorar lo que tenemos. Observo en nuestra sociedad apatía y desidia, como si labrar el futuro de Ourense fuera de antemano una batalla perdida. Desde estas líneas traslado a los desencantados y desilusionados que existen personas que creemos firmemente en Ourense y sus posibilidades, luchamos por poner en valor lo que es nuestro y que vamos a dar la batalla con trabajo, esfuerzo y pasión; con las ideas muy claras y objetivos muy definidos, y que no son otros que los de defender nuestros intereses como ourensanos. Que a nadie le quepa la menor duda de que así va a ser, guste o disguste.

3 comentarios:

Anónimo dijo...



Vota partido escaños en blanco

http://escanos.org

https://es-es.facebook.com/escanosenblanco

http://www.votoenblancocomputable.org

Anónimo dijo...

Si, y menos funcionarios con sueldos astronómicos que hay que mantener y el sudor de todos.

Anónimo dijo...

La solución la anunció Rajoy y Rueda: dotar de más competencias a las Diputaciones...no se de que se quejan estos ourensanos; son 4 gatos en la supuesta provincia.