viernes, noviembre 15, 2013

EL BNG EN EVIDENCIA

El Bng coruñés ha iniciado una campaña para invitar a los vecinos a reclamar al Ayuntamiento una rebaja en las tarifas de la ordenanza de recogida y tratamiento de basura y residuos urbanos. Lo hacen por entender que los contribuyentes estamos pagando una tasa por la prestación de un servicio que no se está cumpliendo en las condiciones legalmente establecidas en la concesión, ya que en Nostián nunca se alcanzó el 65% de reciclaje de la basura recogida, que era lo que había ofertado la empresa.
Una vez más el BNG demuestra su falta de coherencia. Sería bueno que los nacionalistas hicieran un ejercicio de memoria y se preguntasen tres cuestiones muy básicas. ¿Por qué el BNG no quiso intervenir la concesión de Albada en la planta de Nostián cuando formó parte del bipartito municipal teniendo conocimiento que no se reciclaba lo acordado?. ¿Por qué el BNG no votó en contra en la Junta de Gobierno en la que se acordó reducir el porcentaje de reciclaje e indemnizar a la empresa con 30 millones de euros?. Y ¿por qué no modificó el BNG durante los cuatro años de gobierno bipartito la ordenanza para rebajar la tasa de recogida de basura, sabiendo que la empresa reciclaba menos?.
Una vez más el Bng parece olvidarse de la gestión llevada a cabo cuando gobernaron en coalición con el Psoe. Convendría que los vecinos recordaran y tuvieran en cuenta que los nacionalistas consintieron en la Junta de Gobierno de abril de 2011, a un mes de las elecciones municipales, un acuerdo con Albada que significó pagar más y reciclar menos al pasar del 65% fijado inicialmente al 45% de la basura que llega a la planta. El Ayuntamiento pasó de pagar 5,1 millones de euros en 2010, a 6,2 millones en 2012, y a tratar 112.000 toneladas de basura a 104.000 toneladas en el mismo periodo. En dicho acuerdo también se aprobó reconocerle a la empresa una deuda de 33 de millones. Sin duda, “un gran acuerdo” que únicamente beneficio a la empresa.
El pasado atrapa al señor Carril que ahora presenta esta farsa de campaña, más teniendo en su bancada sentadas a su lado dos concejalas que formaron parte de aquel gobierno bicéfalo y que durante cuatro años no les importó ni preocupó lo más mínimo lo que sucedía en la planta de Nostián, permitiendo con su inacción el referido acuerdo, tan perjudicial para los intereses de todos los coruñeses.
En vez de presentar este tipo de iniciativas que los pone en evidencia, los nacionalistas deberían de aplaudir y apoyar que el Ayuntamiento y el Consorcio das Mariñas estén trabajando conjuntamente para analizar los datos de las auditorias encargadas por el actual gobierno municipal, con el fin de diseñar un plan de viabilidad para la planta de Nostián que asegure un modelo de reciclaje óptimo y beneficioso económicamente para todos los coruñeses. Y aplaudir también que en los dos últimos años este gobierno municipal haya incrementado en siete puntos el porcentaje de reciclaje, además de congelar por tercer año consecutivo la tasa de recogida de basura.

No hay comentarios: