martes, julio 16, 2013

MAS VALE HONRA SIN BARCOS, QUE BARCOS SIN HONRA

"Más vale honra sin barcos, que barcos sin honra” esta conocida frase del contralmirante Méndez Núñez durante una guerra ya olvidada que tuvo lugar en el Pacifico hace un siglo y medio puede ser la clave de un conflicto contemporáneo, partidista, con toques melodramáticos, y reseñas en sms, de esas que no pueden faltar en cualquier ruptura del siglo XXI. Rajoy no puede, no debe ceder al chantaje público o privado de Barcenas. Durante 28 años, Barcenas hizo y deshizo todo lo que quiso y más en Genova, mientras los “de arriba” se preocupaban como ganar elecciones, tras elecciones. Consintieron, si. No se enteraron, también. Pero poco más se les puede achacar. No son ellos los que están en la cárcel por no saber justificar un patrimonio ingente en cuentas suizas, americanas, canadienses, etc. Ni Rajoy, ni el PP debe ceder nunca a ningún chantaje, coacción o presión y menos de un presunto delincuente, ya que el PP no debe tener absolutamente nada que ocultar, y si hay algo que ocultar, ahora es el momento de ponerlo a la luz. La militancia y la ciudadanía es consciente, desde hace años, que la financiación de todos los partidos fue y es cuestionada. Nadie se rasgará las vestiduras. A "Luis el Cabrón", como le apodan los de Gurtel,  se le dejo hacer, ahora no se le debe pasar ni una. La cárcel para él y sus compinches, si así lo estima la justicia, y la honra para el PP, para su militancia y para sus votantes la necesitan. "Más vale honra sin barcos, que barcos sin honra”.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La honra para sus militantes, no para sus dirigentes. Consentir y no enterarse en ciertos círculos es como mínimo una irresponsabilidad absoluta.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo. ¿Es responsable el Presidente de las actuaciones de todos y cada uno de los más de 800.000 militantes?. Cuando existe una confianza en las personas (por ejemplo, en el asunto de las preferentes, en el que el cliente confía en el director de sucursal o en el trabajador de la entidad), no se puede dudar ni se duda, del recto proceder de las personas. Si Bárcenas pensaba llevarse todo lo que ha tocado (dicen que más de 40 millones de euros) a Suiza y otros paraísos, no creo que se lo contara en confidencia al Presidente. Por tanto, el Presidente no sabe de que va el asunto, ni tiene por qué dudar. A día de hoy, lo único cierto es que Bárcenas está en la cárcel, y su credibilidad es cero.

Anónimo dijo...

Ya ya. Pero ¿a cambio de qué se le entregaba ese dinero?, creo que la respuesta no es intranscendente.

Anónimo dijo...

Quien tiene que explicar quien y por qué le daba dinero a Bárcenas, es él mismo. Y sobre todo, en el supuesto de que se lo dieran, por qué se lo ha llevado a su nombre fuera de España. De momento, está en prisión. Y ningún juez ordena ingresar en prisión a nadie, salvo presunción de culpabilidad. En España -lo estamos viendo todos los días- son detenidas personas, algunas más de 10, 20 o 30 veces. Y no van a la cárcel. Por tanto, aquí el presunto delincuente es Bárcenas, y será él quien tiene que dar explicaciones. Es muy fácil escribir de puño y letra nombres y cantidades, pero hay que demostrar que esas cantidades son ciertas y que las personas que supuestamente recibieron dinero, se demuestre que lo han recibido. Todo apunta a una estrategia de defensa, para salvar su pellejo.