viernes, julio 19, 2013

LA JUSTICIA POR ENCIMA DE TODO

Feijóo cree que Bárcenas, ni la legítima estrategia de defensa de una persona privada de libertad, puede marcar la agenda política ni condicionar el funcionamiento de las instituciones, al tiempo que ha dado por hecho que su partido actuará como corresponda una vez que hable la Justicia. "Es la Justicia la que debe marcar lo que el PP tiene que hacer"."Quien debe responder en el caso Bárcenas es clarísimamente la Justicia" advirtiendo que no se puede permitir que la estrategia de defensa de una persona que está en prisión rompa el funcionamiento de las instituciones, condicione la agenda política o desvíe los compromisos del Gobierno de España. Es la Justicia la que debe encargarse de determinar cuáles son las responsabilidades en las que incurrió Barcenas y también el partido. "Una vez que hable la Justicia será cuando habrá que actuar. Es la Justicia la que debe marcar lo que el PP tiene que hacer".

5 comentarios:

mr jiminy cricket dijo...

Vaticino que el caso Bárcenas va a seguir empeorando. No olvidemos que el tipo llevaba toda la vida en la cocina del Partido. La única forma de salvar parte de la honra es que el presidente Rajoy, una vez puesto de acuerdo con el PSOE, hable claro a la ciudadanía y que se comprometa a que ciertas prácticas de financiación, de todos los partidos, se harán de forma transparente y reglada a partir de ahora. Ante todo, hay que dar la cara, reconocer lo que sea menester y aportar soluciones. Y Arriola fuera del Partido.

Anónimo dijo...

Arriola que se vaya con Aznar, a prepararle una estrategia como la del 11-M, día en el que -en vez de constituir a todos los portavoces de los Grupos Parlamentarios del Congreso, en un gabinete de crisis- se dedicó a llamar a los Directores de los periódicos para insinuar que había sido ETA la responsable del atentado. Una joya este Arriola.

Anónimo dijo...

Arriola que se vaya con César Vidal.
Maldita sea!

Anónimo dijo...

Responder no debe responder la Justicia. Debe responder clarísimamente Bárcenas y sus dirigentes. Porque una cosa es tratar de mostrarse transparente y otra distinta es ser cínico. ¿Para qué o porqué el PP recibía esas donaciones? ¿quién las permitía y quién las percibía?

Anónimo dijo...

Ya. Pero da la casualidad de que el innombrable que está en prisión, parece que sabe de los conchabeos del partido cuya agenda no puede marcar. Y que lo que sale y lo que se intuye haría que destacados miembros del partido y otros tuvieran que incluir en sus agendas el asistir al juzgado de instrucción a declarar