miércoles, mayo 08, 2013

LA CULPA NO ES DEL CHA CHA CHA, ES DE MONTORO

Feijóo ya tiene la respuesta a su falta de “relato” de Rajoy. Según Esperanza Aguirre, y en las ondas de la COPE, "El problema del partido no es de comunicación, sino de convicción del ministro de Hacienda. Hay que bajar los impuestos". Doña Esperanza se explico "Creo que ayer Rajoy tuvo una intervención fantástica explicando lo que se debía haber explicado el 26 de abril en esa rueda de prensa tan deprimente que nos ofrecieron los miembros del Gobierno", y apuntó que el problema del Gobierno no es, por tanto, la comunicación sino la convicción de Montoro sobre los impuestos. ."Al ministro de Hacienda le gusta subir los impuestos y si no le gusta, no le disgusta tanto como a mí", y al ejemplo se remite "Montoro no ha bajado ningún impuesto". "Lo que yo creo que tenemos que tener claro en el PP es que el ADN de nuestro partido es que no hay que subir ningún impuesto". También dio a conocer que tras el comité ejecutivo de este lunes mantuvo una discusión bastante encendida 'tête à tête' con Montoro. En concreto, la discusión con Montoro giró en torno a la reducción del sector público. "Es evidente que todo lo que es sector público, servicios que no tiene por qué prestar la Administración hay que reducirlos o privatizarlos, pero luego es evidente que las duplicidades hay que suprimirlas". La respuesta a esa reflexión en alto la mando María Dolores de Cospedal, que utilizo su intervención ante el Grupo Popular del Senado para responder, sin citarla, a Esperanza Aguirre. Lo hizo afirmando rotundamente que el Gobierno no quería subir los impuestos pero se vio obligado a hacerlo por las circunstancias y para evitar un rescate. La frase d Cospedal que calo en los senadores fue "Aquí nadie está para hacer algo en lo que no crea", un mensaje dirigido a Esperanza Aguirre.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

No bajan los impuestos porque los necesitan para mantener todo el aparato de puestiños y administraciones; Diputaciones incluidas. ¿porqué madrid con 6.000.000 de habitantes no tiene y Galicia tiene 4 Diputas y 4 subdelegaciones del gobierno? Ahí teneis para recortar. Ahí, y en el ejército, y en la Casa esa. Ole por Esperanza, que es esperanza de la derecha republicana y liberal de España.Ole, ole, ole y ole.

Anónimo dijo...

La Esperanciña esta, que tan buenas ideas dice tener, es una lástima que no las haya puesto en práctica en los gobiernos de los que ha formado parte. Y encima nos priva de su presencia en la política activa (dijo que se iba)pero sigue despotricando contra todo aquel que no sea de su cuerda. ¿Y cual es su cuerda?. Hacer lo que a ella le conviene, que no es otra cosa que Presidir el Gobierno de España. Lo demás, creámoslo o no, le importa un pimiento. Ella, a lo suyo. Y como todo el mundo sabe, su patrimonio personal y marital no le permite notar la crisis.

Carlos Vázquez Padín dijo...

O governo está tomanda decisións guiado por un único obxectivo, manter contenta ás suas redes clientelares, aos "colocados" do propio partido e a grupos de interese afins e con este obxectivo non dubida en parasitar aos contribuintes cunha voracidade confiscatoria superior ao que IU propuña no seu programa eleitoral.

Anónimo dijo...

El patrimonio, el patrimonio...como si el de Bárcenas y la cúpula del PP se quedase atrás. Sr. Padín, necesitamos un novo partido como o seu. Algo máis moderno que estes parásitos.

Anónimo dijo...

Cospedala debería explicar como su actual marido aparece en la contabilidad de Barcenas. Esperanza dice la verdad, como siempre

Anónimo dijo...

Y, ¿estará Esperanza entre los receptores de dádivas del Sr. Bárcenas?. Podría ser.

Anónimo dijo...

Esperanza se echó fuera del frente político porque sabe bien lo que hay. Tal vez quiera liderar un nuevo proyacto entre tanta podredumbre. Lástima que sea centralista.

Anónimo dijo...

Si quiere liderar algo, no hay problema. Encantados todos. Pero es la ciudadanía la que tendrá que darle su apoyo o no. Pero intentar dinamitar desde dentro, no parece lo más razonable. Es verdad que los Estatutos del PP no obligan a darle alabanzas y rendir pleitesía a los Ministros y Ministras. Pero hay formas y formas. Y esta señora, como lo ha hecho siempre, dice y hace lo que se le antoja cuando, dónde y cómo quiere. Y creo que tiene que ser un poquito más prudente, si es que quiere y puede que, conociéndola, ya se sabe que es muy difícil.

Anónimo dijo...

Faltaría más que no pudiera decir lo que quiera. No ha faltado al respeto a nadie. Y en el PP sólo falta aplaudir con las orejas tanta ineptitud. Dinamitar desde dentro o desde fuera es razonable.