viernes, abril 26, 2013

DEFENDER EL ESTADO DE DERECHO, PESE AL DISGUSTO DE ALGUNOS

Feijóo está dispuesto a tolerar insultos hacia su persona pero no hacia la institución más democrática de Galicia, el Parlamento. “Escucho con mucha frecuencia descalificativos gravísimos, pero no estoy dispuesto a aceptar puños y manotazos; no caben en un parlamento. Conmigo que no cuenten para eso”. Este fue uno de los análisis de Feijóo, pasadas 24 horas del show de Beiras, la actitud de Feijóo no ha variado a la hora de censurar este tipo de comportamientos en sitios como los parlamentos. Criticó también a los políticos que se aprovechan de la crisis para crispar a la sociedad gallega. Hay cuestiones que no se pueden sobrepasar. Frente a ellos, Feijóo advirtió que seguirá defendiendo el Estado de derecho, aunque a algunos no les guste.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Dos cuestiones al respecto.
1. El parlamento gallego no es la institución más democrática de Galicia ya que allí los diputados no pueden votar en libertad, contra lo que dice la Constitución señalando que los diputados no pueden estar sujetos a mandato imperativo, sino a las órdenes de lo que disponga el jefe del partido.
2. Si Núñez Feijóo no está dispuesto a tolerar insultos allí, que empiece por cambiar a la presidenta que ha demostrado que es incapaz de hacer mantener un mínimo orden.

Anónimo dijo...

La Presidenta tenía que haber expulsado a Beiras por violento. Y sería un aviso a él y a otros navegantes y navegantas que pululan por allí con otros ánimos distintos a los de la convivencia pacífica y discrepante, por supuesto.

Anónimo dijo...

La violencia debe ser desterrada de un Parlamento. Al menos, la física. Y es indiscutible que Beiras ha golpeado con el puño la mesa de un Diputado que, además, es el Presidente. Con menos violencia física, pero más contenido verbal, el diputado Calvo Sotelo acabó asesinado en 1936. Y la amenaza verbal procedía de una diputada comunista llamada Dolores Ibarruri (Pasionaria).